miércoles, mayo 26, 2010

Un rebote antes de continuar

Tal como lo enunciamos en el reporte anterior, el mercado continúo con su movimiento al sur y no solo probó el mínimo de mayo 6 sino también el mínimo de febrero donde encontró un soporte por el momento.

En su caída la semana pasada el S&P 500 trató de rebotar sobre la media móvil de 200 días pero desafortunadamente el día siguiente el mercado traspasó este importante soporte que ahora se convierte en una resistencia. Es sobre este nivel de los 1103 puntos donde se espera que el índice encuentre un techo en el caso de que continué con el rebote iniciado ayer.

Es posible que empiece una batalla entre los osos, quienes tienen el control por ahora, y los toros en las próximas semanas por retomar el dominio. Si esto es así, el mercado puede quedarse vibrando entre los 1135 y 1040 puntos. Una vez se rompa alguno de estos límites sabremos cual es la tendencia a seguir.

martes, mayo 11, 2010

El daño sigue intacto

En algún momento los toros debían ceder y en los reportes anteriores ya veníamos identificando señales claras de un reverso en la tendencia, lo que no se esperaba era una caída de padre y señor nuestro que terminó haciendo un daño técnico sustancial en el mercado. Esto nos confirma el dicho de que el mercado nunca hace un movimiento brusco sin antes avisar.

Ahora es claro que el control lo tienen los osos, es decir, que el camino de menor resistencia es a la baja.

La ayuda de la Unión Europea sólo alcanzó para que los mercados reaccionaran hasta encontrar la resistencia de la media móvil de 50 días como bien lo vemos en el gráfico del S&P 500, nivel donde rebotó para formar una vela bajista o de reverso.

Si en lo que resta de esta semana vemos que el movimiento retoma su rumbo sur lo más probable es que los índices vuelvan a probar los mínimos de la semana negra pasada. Noten como el volumen que acompaño estos días alcistas deja mucho que desear (señalados con las flechas rojas).

Para que los toros retomen el control realmente tienen una misión bien complicada, pues deben superar la barrera de las medias de 50 y 20 días con un volumen mayor a los volúmenes bajistas obtenidos en las dos últimas semanas. Esto no quiere decir que sea algo imposible ya que el mercado recientemente nos ha dado muchas sorpresas.

Así las cosas, el rumbo a seguir depende de lo que suceda en los días que restan de esta semana.