martes, junio 30, 2009

Dow vs Naz

El mercado sigue vacilando sin definir un rumbo cierto. Mientras unos días parece que seguirá al alza otros días da la sensación de que se le acabó el aire y va a cambiar de tendencia. Hoy en día cualquiera de los dos rumbos al alza o a la baja son factibles con la novedad del cierre del semestre y el inicio de una nueva temporada de reportes de utilidades que puede ser el catalizador para definir el rumbo a seguir.

Para tener una idea que nos ofrezca algunas señales de cual puede ser el sentido más probable, examinaremos el comportamiento del Dow Jones versus el Nasdaq en gráficas con barras semanales. Si marcamos la tendencia bajista iniciada en mayo del 2008 sobre el índice del Dow Jones observamos claramente que este mercado ha encontrado su resistencia que se fortalece por la falta de fuerza en el volumen en su movimiento alcista. Bajo este panorama los osos tienen las probabilidades a su favor.

Además de que parece que el Dow está formando un patrón bajista de cabeza y hombros al examinar el gráfico de barras diarias. Los osos pueden recargar sus armas una vez este índice sobrepase el soporte establecido en los mínimos de mayo sobre los 8200 puntos.


Pero si estudiamos el Nasdaq vemos un panorama diferente con la misma línea de tendencia bajista en el gráfico semanal. Aquí es claro que el índice tiene más fuerza alcista y que aún le falta un buen trecho para llegar a la resistencia, aunque la fiesta de los toros se puede aguar si notamos que el indicador RSI está señalando una sobrecompra.

Bajo esta óptica podemos inferir que el rumbo a seguir está en manos del que gane en los próximos días entre el Dow y el Naz. Si es el Dow entonces favorece a los osos. Si es el Naz el victorioso entonces los toros seguirán bajo control.

Esperemos entonces a que el mismo mercado sea quien nos muestre sus cartas e indique el camino más probable de seguir.

martes, junio 16, 2009

Tiempo de tomar oxigeno

Después de dos semanas de estar el S&P 500 vacilando entre el rango de los 925 a 950 puntos y ante una volatilidad contrayente que pronosticaba cada día un posible movimiento brusco en cualquiera de las dos direcciones, hoy todo indica que el mercado por fin a mostrado sus cartas y su juego apunta a favor de los osos al romper este rango (en verde) a la baja.

Sin embargo estos días son de un seguimiento cercano pues existen varios eventos técnicos que pueden actuar como importantes soportes si el momento bajista se confirma. Primero tenemos el SMA de 200 días en los 908 puntos que ahora tiene el rol de soporte. Si esta media móvil no cumple su rol, la siguiente posible parada es el SMA de 50 días en los 892 puntos. En el caso de que el retroceso tome fuerza, los toros pueden esperar que el soporte sobre los mínimos de mayo en los 875 puntos detenga la caída y así encontrar niveles donde el índice rebote y retome su rumbo al norte.

Si ninguno de estos soportes son suficientes los últimos recursos de los toros para mantener una tendencia alcista son los retrocesos de Fibonacci de 38.2% y 50% sobre los 850 y 812 puntos respectivamente.

Así las cosas, los osos aunque tienen por ahora el control es claro que tienen varios obstáculos en el camino. Adicionalmente cuentan con la señal de venta generada por el indicador MACD.

Los toros para volver a tomar el control tienen una tarea difícil ya que deben llevar el índice del $SPX por encima de los 950 puntos lo cual ahora se ve como una actividad de mucho esfuerzo.

Esto lo podemos ver más claro con el sector financiero (XLF) que ha venido liderando el rally del mercado desde marzo. A diferencia de los tres índices principales, el XLF muestra un triángulo casi simétrico que se ha venido contrayendo en los últimos días y donde hoy se examina que la decisión del rumbo a tomar es bajista. Si esto es cierto, los osos tienen que luchar para romper los soportes del SMA de 50 sobre los 11.5 puntos y más abajo sobre los 10 puntos que marca el objetivo de acuerdo con el patrón del triángulo tomando como cálculo su altura (13 - 11) y restándola del punto de quiebre en los 12 puntos.

Practicamente desde mayo se esperaba un pullback que le diera un espacio para tomar oxigeno al mercado en su tendencia alcista iniciada en marzo. Si esto es cierto y se cuenta con el apoyo de los fondos para impulsar el movimiento al alza veremos en alguno de los niveles de soporte mencionados un reverso de tendencia donde los toros podran con mínimo riesgo retomar sus compras.

Si esto no es así y el mercado pasa sin tropiezos el soporte del 50% en los 810 puntos podremos pensar que el rally fue simplemente un retroceso del mercado bajista iniciado el año pasado y que aún los osos tienen el total control de la tendencia bajista de largo plazo.

martes, junio 02, 2009

Al alza pero con muchas dudas ... cuidado!

El mercado esta tarde de hacer el esperado pullback y con el breakout de ayer después de dos semanas de consolidación los toros siguen con las probabilidades a su favor.

Técnicamente las señales son de compra pues los tres amigos presentan la señal del breakout y en el caso del Nasdaq y el S&P 500 ambos han superado la importante barrera de la media móvil de 200 días, además de que el indicador del MACD igualmente muestra señales de compra.

Bajo este panorama los compradores podrían estar preparando sus "shopping carts" y con justas razones. Pero ... hay ciertos eventos que dejan mucho que pensar y que por consiguiente ser agresivos en inversión en largo (long) no es recomendable hasta tanto el mercado realmente muestre sus principales cartas de juego.

Si ustedes analizan el índice del Dow Jones en la gráfica pueden ver claramente que el volumen no va en sintonía con los movimientos alcistas, además de que tiene aún la resistencia del SMA de 200 días como una prueba importante de superar.

La actual situación me hace recordar que el mercado es un maestro en poner contra los límites tanto a los osos como a los toros y probar que ambas partes están erradas. Por ejemplo, con seguridad muchos osos le apostaban a un retroceso del mercado y con el breakout de ayer la gran mayoría cayó en la trampa y corrían buscando las salidas para cubrir los shorts. Del otro lado, los toros felices haciendo compras ... pero no es nada extraño que estos también queden atrapados si el señor mercado decide en estos días hacer el pullback, en cuyo caso ambas partes quedan viendo un chispero y de nuevo el mercado se sale con las suyas.

Veamos en estos días si estos escenarios son ciertos y ser conscientes al final terminamos siendo marionetas en el complejo juego del mercado.